10.11.2020

El diseño del embalaje es fundamental para las marcas, tanto del envase como del embalaje. Ya sea en el lineal o en el entorno e-commerce, el embalaje se ha convertido en el elemento para diferenciarse, destacar y fidelizar al consumidor. 

Se acercan las fechas de mayor consumo, pero, esta vez, con un panorama nuevo debido a la pandemia por la Covid-19 y, por tanto, con un consumidor que ha cambiado de hábitos. El Black Friday y el Cyber Monday - aunque podríamos empezar a acuñar el término "Black Month"- son el interludio de las compras navideñas desde hace años y eso no ha cambiado. Lo que los consumidores sí han transformado es su forma de comprar dando paso al auge del canal e-commerce. Es por eso por lo que el 64% de las principales empresas mundiales ya están invirtiendo en experiencias de comercio online, según un reciente estudio de la consultora Accentur. Ponemos al alcance de todo tipo de negocios - pymes, startups, emprendedores...- las herramientas necesarias para diseñar un packaging original, atractivo y personalizado de una manera fácil y económica.

Primer mandamiento: un diseño original

En un contexto de consumidores saturados de mensajes publicitarios, las marcas se han visto forzadas a encontrar nuevas maneras más sutiles de llegar a su target: el embalaje como escaparate de la marca y como experiencia se ha llevado el primer puesto en cuanto a efectividad. Tanto es esto que, a ojos del consumidor, el envase es el reflejo del producto.

Un diseño original diferencia una marca de otra, convirtiendo el unboxing en una experiencia para el usuario.

Por todo esto, es necesario idear un envase y embalaje originales y personalizados, que aporten valor a la experiencia y reflejen a la perfección los valores de la marca. 

La oferta principal de materiales se divide en Packaging de Cartón Corrugado para embalaje o productos de grandes dimensiones -soportan hasta 6 kg de peso-, y Packaging Folding Cartón para envases primarios. Entre las diversas opciones, es posible encontrar la que mejor se adapte al producto desde packaging estándar o packaging especial para bebidas y alimentación, pasando por cajas para envíos; carpetas y maletines, hasta packaging promocional, y, por supuesto, packaging personalizado.

Si no encuentras ningún modelo que se adapte a las necesidades del producto, el departamento de Proyectos Especiales te ayuda a adaptar una de las plantillas ya existentes o a crear una línea de troquel a medida.

Para los regalos de Navidad

Esta caja hexagonal con tapa de la sección de cajas promocionales de cartón corrugado es una excelente opción para los regalos de empresa navideños, o para ofrecer un embalaje especial a los clientes. En cualquiera de los dos casos, es una potente herramienta de fidelización. El diseño está preparado para soportar hasta 6 kg de peso y está disponible en diferentes tamaños. La variedad de tamaños y formatos es un aspecto que las marcas deben tener en cuenta para optimizar sus envíos por coste de dimensiones e impacto medioambiental, algo muy valorado por los consumidores.

Para botellas

El sector de bebidas tiene dos vendedores infalibles: la etiqueta y el embalaje. Una realidad es que la mayoría de los consumidores escoge un vino por el diseño de la etiqueta que, además, determina la calidad y el precio justo a pagar. A partir de ahí, todo lo que se sume, es un punto diferenciador para la marca como puede ser la aplicación de acabados especiales o una caja para vino, uno de los regalos navideños estrella. Sin duda, la caja para botellas de vino con cordón es un must que cualquier bodega debe ofrecer a sus clientes, ya sea en el lineal para ocasiones especiales o en su tienda online.

Ahora pongámonos en la piel de un consumidor paseando por la bodega del supermercado: No tenemos mucha idea de vinos, disponemos de múltiples opciones, pero nos llama la atención una en concreto, porque tiene un diseño bonito y está en una caja de vino con cordón, a diferencia del resto. ¡Es perfecta para regalo y, seguramente, de mayor calidad!

Diseñar el embalaje de una manera especial para las fechas más señaladas como la Navidad es una inversión que retornará con creces. En este caso, se ha personalizado la caja de vino cuadrada con una faja potenciada con barniz selectivo 2D.

Segundo mandamiento: sostenibilidad

La pandemia por coronavirus ha acentuado muchos de los requisitos que los consumidores ya exigían a las marcas, entre ellos, el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad. Según el último estudio de AECOC Shopperview, el 78% de los consumidores consideran la sostenibilidad un aspecto importante. Y tras la pandemia, un 23% de estos le da más importancia aún a comprar marcas y productos que sean responsables a nivel social y medioambiental.

En este sentido, podemos cubrir la demanda con los soportes reciclables como son el packaging de cartón corrugado y el packaging folding carton o cartón plegable. Asimismo, el 80% de los soportes de folding carton disponen de sello de sostenibilidad FSC que garantiza una gestión forestal responsable con el medio ambiente y que podrás incluir en el diseño.

Para marcas éticas y sostenibles

En este contexto, están proliferando muchas pequeñas empresas con un branding que respira ética social y sostenibilidad. Estas marcas tienen su propio target con consumidores fieles y comprometidos que apoyan a este tipo de empresas independientes y que abarcan todo tipo de sectores: cosmética, alimentación eco, librería, moda, decoración... Este maletín de cartón corrugado con asa está pensado para los envíos una supuesta juguetería independiente con modelo e-commerce.

Para e-commerces

La pandemia también ha transformado a los fashion victim. Según una encuesta de Smurfit Kappa, los consumidores online de moda y complementos demandan embalajes más sostenibles. Desde el inicio de la pandemia, el 41% de los clientes online de moda y complementos ha adoptado hábitos más sostenibles de compra. El estudio indica también que el 25% de los consumidores de moda y complementos ha investigado a un negocio e-commerce para valorar su nivel de sostenibilidad; el 35% de los consumidores de moda y complementos declaró que no compraría online a una empresa de moda si supiera que su embalaje no es sostenible; y el 23% de los encuestados ha vuelto a comprar una marca de ropa basándose en sus indicativos de sostenibilidad.

La sostenibilidad del embalaje no solo se basa en un soporte reciclable, también es necesario atender a las dimensiones de la caja. Es necesario disponer de varias tallas para que el embalaje se ajuste lo máximo posible al producto, sin que sea necesario incluir relleno para solventar este aspecto. Entre la variedad de diseños se encuentran cajas redimensionables y cajas con diferentes tallas.

Esta caja automontable con asas está diseñada para un e-commerce de moda y está disponible en tres tallas diferentes para que se ajusten a una diversidad de productos y envíos. Los diseños que se elijan deben permitir a las marcas cuidar cada detalle de su envío con mensajes interiores o elementos extra que hagan más especial el unboxing como es el caso de este mensaje interior al abrir la caja, incluir una pequeña etiqueta de la marca para envolver el producto o un poco de confeti que hará sonreír al cliente online y diferenciará a la marca más aún.

Tercer mandamiento: la experiencia unboxing

Ofrecer una experiencia al consumidor online es algo que resuena desde hace años y que las marcas han ido poniendo en práctica poco a poco. Hemos visto en otras ocasiones la importancia del embalaje en la experiencia e-commerce, pero la pandemia por coronavirus ha fomentado aún más la competitividad entre los negocios online.

Embalajes personalizables

Una de las maneras de potenciar la experiencia e-commerce y fidelizar al cliente online es mediante la personalización del embalaje, a través de mensajes, descuentos a medida o diseños exclusivos. Además, si se le brinda un embalaje reutilizable como esta carpeta con velcro de cartón corrugado, que se ha impreso para un ficticio e-commerce de librerías, conseguiremos un cliente fidelizado.

Neurodiseño para un embalaje sensorial

El envase es el primer contacto físico con una marca para una experiencia positiva, antes de descubrir el producto. Por eso debe potenciarse lo máximo posible utilizando su diseño para estimular la emoción, la atención y la memoria de los consumidores. ¿Cómo? Conoce al target al que se dirige la marca y ten en cuenta que los pequeños detalles cuentan, y mucho: idea una serie de cajas a abrir hasta descubrir el producto, incluye mensajes, elementos sorpresa o aplica acabados con relieve como se ha realizado en este conjunto de diseño para joyería.

Se trata de la caja con tapa y cuna junto a la caja estándar, ambas de packaging folding carton. La caja con tapa y cuna está impresa con detalles estampados en oro en dimensión 2D, y personalizada con un mensaje navideño para los envíos de estas fechas. De esta manera, se ha ideado un unboxing muy especial hasta descubrir el regalo.

En definitiva, apostar por el diseño para aumentar las ventas de la marca es una inversión segura que retornará grandes beneficios: clientes fidelizados, notoriedad y un aumento de las ventas. La mayoría de los consumidores tiene previsto mantener o incluso incrementar su presupuesto durante estas Navidades, según el Integral Ad Science (IAS). Además, las particulares circunstancias de este año, marcadas por la COVID-19, harán que la mayoría de las compras se realicen online. No pierdas la oportunidad de fidelizar a tus clientes desde este momento con un diseño diferenciador.